14 de agosto de 2009

Fucking call-centres. Fucking Job-land


El verano es buena época para hacer aquello que no puedes realizar en otros momentos. Entre mis aficiones está la de conocer puestos de trabajo que difieran de lo que consideramos normal: Multinacional de primer nivel, con amplias posibilidades de desarrollo, buena retribución y ventajas sociales.
Así que me ha dado por conocer de primera mano alguno de esos trabajos mal remunerados, con horario peculiar y ajeno a la conciliación laboral y familiar, que imponga restricciones a las necesidades fisiológicas de las personas.
Aderezado de malos modos por parte de los mandos intermedios y de un sistema estragante de presencia, son excelentes para comprender el mundo que nos ha deparado la inteligencia económica capitalista y liberal.
No he tenido que inventar el puesto, porque existe: Teleoperador de emisión de llamadas, venta por teléfono.
Con un horario de 12 a 18 horas, descanso de 20 minutos más 5 descansos de 5 minutos por cada hora de comunicaciones, bien para ir al servicio, bien para mirar en lontananza, porque las pantallas agostan a los operadores. Los primeros días nadie consigue descansar, porque las llamadas saltan antes de que tomes notas en el espacio dedicado a "observaciones".
Cuando Taylor se dedicó a tocar las pelotas de los trabajadores, midiendo tiempos y métodos, se enfrentaban a una población multiracial y multilingüe, la industria norteamericana necesitaba normalizar el trabajo de japoneses, chinos, polacos, italianos... Pero a día de hoy, ¿qué hay que normalizar?
Con una excelente remuneración, 752€ netos, sin comisiones de venta, que incluye el prorrateo de pagas extraordinarias y demás conceptos. Un excelente salario en Ecuador. una limosna impresentable en España.
La media de aguante en un call-centre se estima en 6 meses. La ansiedad se incrementa, sobre todo los días de cobro. El trabajo es tan absorbente que necesitarías un barreño de agua y hielo para los pies como estímulo antagonista de la fritanga en que terminan tus neuronas tras una llamada de las duras.
Algunas de las personas que se incorporan residen a 40 kms del centro de trabajo. Llegan por sus propios medios y sin ayuda económica. ¿Pensabas que íbamos a acercar la compañía a tu domicilio? ¡Ja! Alquila algo por aquí cerca.
Previo al inicio de la actividad, un curso de formación, subvencionado por la Fundación Tripartita, por el que la empresa recibe una cantidad que alcanza hasta los 13€ /hora por asistente al programa. Antes de contratarte empiezan a ganar dinero a tu costa.
El curso se realiza antes de la incorporación, como compensación se recibe la cantidad de 2 euros por hora de formación. La generosidad de algunos chiringuitos empresariales no tiene límites.
TRABAJO BASURA PARA EMPRESAS DE CALIDAD. Curiosamente, estos chiringos-negocio prestan servicio a las grandes empresas: telefonica, orange, vodafone, santander, hiberdrola, endesa, alico,... con una mano presumen de los premios que les otorga Actualidad Económica y otras revistas de mierda. Con la otra, hunden en la miseria al equipo comercial del que se alimentan.
Al marcharme del curro, tras realizar 100 llamadas diarias, me vino a la cabeza la escena de Glengarry Glenrose, en la que el entrenador de la Central arenga a un equipo de ventas formado por Ed Harris, Jack Lemmon, Al Pacino, Alan Arkin. Un curso acelerado sobre la conducta de las hienas empresariales. Disfrútala en todo su esplendor.

1 Comments:

Blogger Thalasos said...

Para relajar la entrada. Porque unas risas siempre ayudan a digerir la basura. Como el ENO tras una comida pesada.
Voy a venderlo todo

1:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home