3 de noviembre de 2005

Personal: News. No news, good news.


En la tv. Debate.

-Yo sí tengo coche porque así me evito mogollón de gente que no conozco.
-Ya, que has venido al mundo a hacer amigos, ¿no?
-Pero es que voy en mi coche, con mi musiquita, tranqui. Tengo más libertad.
-Sí, que tienes libertad para elegir atasco, es lo que dices.
-Y para más cosas.

En la prensa. Un periodista incombustible. Bueno, igual no.

Ella es un ejemplo de abnegación. Altruista hasta la muerte y entregada a los demás. Como su madre. Una Holenlohe. Ha montado un salón de te para ayudar a mantener un proyecto en Tanzania.

-El salón de té, en Tanzania, ¿no?

No me he enterado de la noticia.

En un bar. Dos clientes y un camarero que ejerce de psicólogo.

-¿Qué vodka tienes?
-Smirnoff.
-No, si es para... que baja ahora.
-¡Ah!
... Que baja ahora
-¡Hola! ¿Qué vodka tienes?
-Smirnoff, la misma de antes.
-¿A ver?
Botella sobre la barra.
-¡Ah! Vale.
-¿Con hielo?
-Si. Ponmela en copa de balón.
-¿Y qué refresco carbónico quieres para acompañarla?
-¡Naranja! FantaSchweppes me vale.
-Sólo tengo Fanta o Schweppes.
-No preguntes más, que esto parece un test de cultura y voy a suspender.

Minutos después, en la intimidad de la barra.

-Si no me ducho por la noche, cuando salgo de aquí, es que duermo mal.
-Pues yo, con lo calvo que estoy, por la noche es que me da frío.
-Lo que hago es plancharme la ropa por la mañana. Me ducho y mientras me corre el agua por la calva me plancho lo que sea. Me lo pongo y esa sensación...
-¿Pero la ropa ya está planchada? ¿La vuelves a planchar?
-¡Eh! Que estoy loco, pero no jilipollas. Cojo la ropa del armario, sin planchar. La plancho y es lo que me mola. Plancharla, no. Ponérmela recién planchada. Así, con ese olor a vapor. Vamos, aunque se trate de unpantalón viejo. Pero planchado.
-¿Tu mujer no plancha?
-¿A las 6 de la mañana? Ni que estuviera loca.
-Ya. ¿Te pongo otra?
-Vale. Pero esta vez de Fanta. La Schweppes me da ardor.

En otro bar. Camarero y camarero.

-Y anoche. El calvo, lo bien que habla el calvo.
-El Lleida. Durán Lleida.
-Si, y la señora esa de madrid.
-De la Madrid.
-Estos sí que hablan bien, no la Aguirre. Y si me apuras, ni el Simancas. Que lo tiró todo por la borda cuando ya había ganado las elecciones.
-¡Joer! Estos de anoche sí que hablan bien.
-¡Ya! Pero como no los ponen nunca.
-Eso. Que no los ponen.

En la Prensa. Noticia.

En la subasta de Sothebys ha alcanzado la cifra de 264.000€, la foto BigNudeIII.

Conversación casi irreal.

-¿Qué?
-Una foto. De Helmut Newton.
-¿Cuál?
-Esta.
-¡Vaya precio para una foto!
-Es de una tía. Desnuda.
-Ya, tron. Pero con el puño ahí delante. Boyera fijo. Esta ha salido del armario. Bueno, de la coqueta. Que las tías son muy finas.
-Si, claro, de la cómoda. Ha salido de la cómoda. Del segundo cajón. Del primero has salido tú.
-Así que la foto es del tal Newton. El de la manzana.
-Sí. El de las peras, chaval. El de las peras. Que no veas cómo las fotografiaba.
-Y esa foto. ¿Vale tanto, de verdad?
-Es que mide dos metros.
-¿La tía?
-No, las manzanas. Digo las peras. Digo, la foto. Y es que es única. Va. tómate otro botellín.
-Vaya peras, ¿no? Caras, digo. Muy caras. ¡Una tapita, oiga! Sí, de peras al vino. Vale.

En el bar.

-¡Buenas noches!
-¡Buenas noches señora! ¿Una cerveza?
-Si. Un tercio.
-Ayer no la vi.
-Yo a tí sí. Estabas leyendo ahí afuera. Que vas a coger frío.
-No. Aguanto bien. Es que por la mañana me gusta leer el periódico.
-Pues cuando te ví, venía al primer trabajo. Ahora vengo del último. Ahora termino. A als 19:30.
-¿Quiere una patatas?
-No, que me voy a casa, ya va siendo hora. ¿Vas a traer lotería?
-Tengo ya.
-El año pasado la compró Paco.
-Sí. Y no tocó nada. Así que... ¿Para qué va a comprar?
-Porque igual este año sí que toca.
-Igual. Claro.
-Pues cuando cobre te compro uno. ¡Hasta mañana!
-¡Adiós señora! ¡Gracias!
-¡Hasta mañana!

Personal
Humor
Reflexiones
Thalasos

2 Comments:

Blogger indah said...

Tu "Conversación casi irreal." es muy, muy divertida. Hmm... me he quedado pensando en cómo demonios se sale de una coqueta, y he preguntado qué era, pero no hay acuerdo: especie de mueble tocador, con espejo (*mueble, un mueble*, me han repetido al ver mi expresión cuando he oído "tocador de dormitorio"); la otra opinión creo que prefiero ignorarla :) Por cierto que a este paso, y como siga saliendo gente de un lado y de otro no sé yo si cabremos todos, o uno tras otro nos iremos cayendo por los bordes de este mundo... En fin, por si ocurriera, creo que me haré un disfraz de Wally. (Alguien me buscará digo yo :)) Ay. qué mal. ¿Coqueta?

12:59 p. m.  
Blogger Thalasos said...

Mueble de tocador, con espejo, usado especialmente por las mujeres para peinarse y maquillarse Eso dice el diccionario. A saber.
Claro que entre cómoda, sinfonier y coqueta ando hecho un lío.
Voy a tener qeu visitar más dormitorios para apreciar las diferencias.
Que me ha gustado la expresión tocador de dormitorio.
Tú si que eres divertida, encanto.

5:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home