13 de diciembre de 2005

REP: Viviras para contarlo.

(ligeramente retocado el día 14 de diciembre)
Ayer, durante la cena, alguien mencionó, de pasada, al socaire de la bondad de la hora, el fatal accidente que se produjo cuando el actual regente del estado y su hermano... En ese accidente este último perdió la vida.
Igual es una leyenda urbana.
Como yo no recordaba el incidente y como de haber sucedido, fue prudentemente ocultado por los que le cuidan las espaldas, acabé la cena y me largué a dormir.
Pero hoy, tal y como ha sido el día, lo recupero:

“… El 29 de marzo de 1956, jueves santo, a los 15 años, el infante alfonso muere trágicamente en estoril cuando él y su hermano juan carlos jugaban con una pistola, regalo de franco a juan.” ISBN: 8432130095.

Es que las monarquías me dan ciero repelús. El isbn permite localizar el libro de que se trata en cualquier lugar. Está dedicado al futuro -si no lo remediamos antes- regente.

En la prensa de esta mañana y mientras perdía el tiempo -que no la vida- en un taxi, dos noticias me han saltado a la cara: el asesinato de un hombre por orden del Actor Jefe en Hollywood o gobernador de California y el asesinato de un taxista en Bilbao -sin orden ni concierto, sin razón aparente-, por un joven de origen dominicano.

La pena de muerte sin descuento. Porque las rebajas llegarán en enero.

Crea fatiga en las conciencias el castigo y la contradicción.

Resulta que un presunto, de aquellos tiempos, llegó a rey sin apenas dificultades. En cambio otro presunto, candidato a Premio Nobel -nueve libros en contra de la violencia había publicado Stanley Tookie Williams, condenado a muerte en los 70 y ejecutado esta mañana-, ha visto cercenada su trayectoria admirable (para algunos miles) durante los últimos años-cuatro lustros de vida aceptable para la humanidad-, con la anuencia del actual rey de California, el negro negrata, Schwartznegger.

Hoy las noticias se han cargado de gloria. Y de muerte.

El tercero a mencionar, R.E.P., es el presunto asesino del taxista de Bilbao, que no ha sido ajusticiado por las masas enfebrecidas que le dieron caza minutos después de que degollara a Eduardo Robledo, de 45 años.

Según la opinión general, las masas siempre vamos como ganado al redil. En esta circunstancia, sin que sirva de precedente en el pais vasco, la víctima, aunque presunta asesina, no ha sido agredida por la turba, sino rescatada por las fuerzas naturales del poder -del orden público quería decir, del poder vamos- y descansa en una celda, pendiente de los dictámenes oportunos.

Un cuarto, arbusto, cabeza de chorlito o bush, en inglés, ha declarado hoy por ayer a la Prensa, protegido por algunos allegados, el asesinato de 30000 personas en Irak.

Estoy por creer la confesión de REP, el dominicano de la foto. Que tenía un cómplice.

Todos tenemos un cómplice.
Como una sombra.
Salvo los vampiros, que no la necesitan. Ni la sombra ni la coartada.

El juego consiste en no confundir a las sombras con los cómplice ni tampoco con los vampiros. Porque entonces, las reglas del juego ya no habrá que respetarlas.

REP Vivirá en prisión tantos días que podrá usar su memoria para construir una versión aceptable de los hechos para su cerebro. Como cuando cuentas algo que no sabes si lo has vivido, te lo han contado o lo has leído en un libro hermoso.

Y construirá esa nueva versión para sí mismo y para quienes tengan la ... de conocerle. Y saldrá de la cárcel, sea cual sea su pena, con tiempo suficiente para realizar algunas cosas más a lo largo de su existencia, que llegarán o no a nuestros oídos, dependiendo de la relevancia que alguien considere que tengan para nuestra existencia. Y entretanto, las víctimas de la muerte violenta y los presuntamente afectados por ellas cambiarán las reglas, o al menos algunas de ellas, confiando en ir reduciendo el impacto de la violencia gratuita en la vida de las personas, sean taxistas, viudas de asesinados en Irak o en Euskadi.

Cuando salga REP de la cárcel, dos asesinos seguirán vivos. Dos asesinos ricos. El entonces ex-presidente de USA y el inefable Arnold, el mal actor austríaco, más conocido como policía de guardería.

Alguna vez los legisladores deberían oir al resto de los asesinos antes de seguir gobernando. Sólo escuchan a los que dicen "yo no he sido". Nos iría mejor. Seguro.

Pero se resisten a hacerlo. Porque estos, los legalizados, no necesitan que pase ni una hora para volver a imaginar cómo les gustaría que hubiera sucedido o que no lo hubiera. Nadie les pide nada a cambio.

Ellos mismos son una coartada.

Me gusta mucho más el futuro de REP que el de estos HP. Al menos él va a ser castigado por la sociedad. Y volverá a intentarlo. Sea lo que sea que intentara. Los HP no. Campan por la tierra media como los nazguls.

2 Comments:

Anonymous la innombrable said...

Pienso que muchas personas (y no conozco al tal REP) pueden llevar una vida menos penosa en prisión que en la sociedad.
No justifico lo que ha hecho, ni lo haría nunca, pero ese castigo que ha impuesto la sociedad puede ser menos castigo que el estar entre ellos (nosotros).
En cuanto a los HP (creo haber entendido bien las siglas) ¿qué podemos esperar? Las personas carentes de inteligencia y con mala leche son muy peligrosas, imagino que sus votantes son muy lastimeros y desconocedores de ese suceso, porque si pienso en el apoyo real me pongo de muy mal humor.
Un tema a tratar con difícil solución.

Salud!

Pd: por el título pensé que leería algo relacionado con García Márquez.

2:32 p. m.  
Blogger Thalasos said...

Acabo de entrar aprovechando el descanso de mediodía, apra arreglar alguan cosilla en la plantilla -cada día me gusta más esto del lenguaje máquina- y veo tu comentario.
Muchas gracias por la reflexión.
Yo tampoco justifico lo que él ha hecho. Sólo me pregunto si la discriminación en el trato es acertada. Me gustaría que la pena de muerte desapareciera de la tierra. Donde existe no ha conseguido disminuir los delitos de sangre.
Respecto al título del post, no se me ocurrió pensar que podía evocar algo de Gabo.
LO SIENTO.

2:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home