6 de enero de 2006

SmokeFree, EspacioSinHumos, Rauch frei



Una conversación ¿irreal? Ahora que llevo algunos días sin tabaco que llevarme a los pulmones.

-Tú dirás lo que quieras, pero este gobierno, entre el tabaco, las limitaciones al alcohol que va a imponer en el futuro y que ya sólo puedes adquirir una mesa camilla en el Ikea de los cojones y en ningún otro sitio, nos va a derrotar. ¡Cabrones!

-Ya hace más de un año que en la empresa no se podía fumar. Así que haberte preparado con antelación. Que lo dejas todo para el último momento.

-Bueno, bueno. Dejar el enfrentamiento. Yo lo que si os digo que en el servicio esta mañana, ¡Casi me muero! Qué asco, por favor. Colillas y humo por todas partes. Y han sido los chicos, porque la taza estaba toda llena de meaos. ¡Encima!

-Yo anoche no pude dormir. A las cuatro de la mañana mi marido me trajo una tila y un mentolín de nicotina.

-¿Mentolín de nicotina? ¿Te los inyecta para ti solita? Pues el tráfico de nicotina va a acabar más perseguido que las maquetas de sonido y video del top manta. ¡No te digo nada, tu marido sabrá!

-No seas burro. He leído sobre esto y hay varios medicamentos que ayudan y mucho. Por ejemplo, el zintabac, un antidepresivo buenísimo y carísimo.

-Pues mi cuñada lo utilizó el año pasado y como te moviliza la noradrenalina y la dopamina, mi hermano se tuvo que volver a casa de mis padres porque ella se lo quería tirar cada 6 horas, coincidiendo con la toma de la pastilla.

-Por lo visto, te pone como una moto. La asistenta ucraniana que viene a casa ahora trabaja hasta por las noches limpiando un starbucks de esos, porque no puede dormir.

-Pues que folle más.

-Es que es mormona.

-¿Y? Si son polígamos. Mejor incluso.

-Mormona y lesbiana. Y en el libro de religión de su credo no tienen resuelto lo de la poligamia femenina. Un lío, vamos. Que prefiere limpiar en el café. Eso sí, cada vez que le toca vaciar los ceniceros se pone de los nervios y se tiene que tomar otra pastilla. Claro que a 75 € la caja del medicamento, ya ha dicho que o le pagan a 8 euros la hora limpiando, o vuelve al Ducados rubio como Chousas.

-Yo creo que es sólo cuestión de mentalizarse. Por ejemplo, mi mujer se levanta antes, hace su tabla de gimnasia sueca, desayuna, se ducha, se toma la pastilla y a trabajar.

-¿Y le va bien?

-Bueno, cuando vuelve del trabajo le preparo un piscolabis a eso de las ocho y media y a dormir. Pero bien. Por lo menos ha dejado de roncar y de toser.

-Tal y como lo cuentas, es una maravilla lo que hace ese medicamento.

-Bueno, no tanto. Por la mañana hace ejercicios pulmonares para facilitar la activación del medicamento, creo. Y le ha dado por tocar el lily, rosemary and the jack of hearth de Dylan… con una Harmónica Höhner que se ha comprado para Navidad.

-¡Qué romántico!

-¡Qué coñazo, la verdad! Porque lo interpreta, mal y a las seis y media de la mañana. Que yo no me duermo luego.

-Pues yo, como vea que alguien fuma en horas de trabajo, ya sea en el servicio, debajo de una mesa o en la cámara de refrigeración del comedor de empresa, denuncio a la compañía.

-¡Cómo vas a hacer eso! Aquí, como saques los pies del tiesto, te empura el cabrón de personal rápido.

-Pues mira, si me EMPURA, por lo menos fumaré, ¿Sabes? Además, que la denuncia es anónima. No soy mema.

-¿Qué es eso de fumar debajo de la mesa o en la cámara?

-Pues que han encontrado a un chaval ecuatoriano, de los de la contrata del comedor, fumando en la cámara industrial, esa grande en la que guardan la carne.

-¿Y cómo ha sido eso?

-Pues que entró el Damiánov, el cocinero polaco, el alto del bigote, a por falda para el ragut de ternera y se llevó un susto de muerte. Porque de los belfos de la vaca que tenía a medio despiezar salía tal cantidad de humo, que parecía que estaba viva. Y como es tan supersticioso. Porque ¿has visto las pulseras y los escapularios que lleva?

-Yo me he mentalizado. He leído que la sensación de extrema necesidad de echar un cigarrito sólo dura un instante. Y luego tienes grandes ventajas dejándolo.

-Ya. Pues será para ti. Porque yo, por ejemplo, que he decidido relajarme, me voy a desollar el pito de masturbarme.

-¡Pero qué bruto eres Juan! Usa alguna técnica de relajación.

-No, si la uso, para no irme demasiado rápido y disfrutar de la mano. Pero es peor. Porque así me la desuello, fijo, antes de que terminen las rebajas de enero.

-Eres un poco exagerado. La sensación de fumar dura menos que, por ejemplo, la de orinarte en un ascensor. Que parece que no llegas nunca.

-No compares, no compares. Porque una es de aquí [señalándose la mollera] y la otra de aquí[agarrándose los …] No me puedo ni agarrar de lo escocido que ando. Y sólo llevo dos semanas sin fumar. De esta me van a tener que cambiar de sexo.

-Pues yo me he comprado una hucha transparente. Y tengo ya 1.200 euros.

-Y tú, ¿cuando lo has dejado?.

-El 31, después de las uvas no he vuelto a dar ni una calada.

-¿Tanto te gastabas en tabaco?

-¡Qué va! Un paquete de 1,25€ cada dos o tres días. Lo que pasa es que para animarme he metido el dinero de la nómina de enero en la hucha. Porque de euro en euro no le veía yo mucha animación ni motivación, claro.

-Y este mes, ¿De qué vas a vivir?

-De las sobras de Navidad.

-¿Y en febrero?

-¡No me agobies, hija! En febrero romperé la hucha y me compraré comida, un cartón de tabaco barato o lo que me de la gana.

-¿Vosotros sabéis que ese medicamento actúa sobre los centros del placer? Yo lo veo muy peligroso. Porque, además es un antidepresivo.

-Si. Y además en el prospecto aparece que está contraindicado en la hipertensión y en la depresión.

-¡Joder! Un antidepresivo que no funciona como tal y nos lo endilgan a los fumadores. Serán cabrones.

-Como el Listerine ese. Que era un crecepelo malo y lo transformaron y ahora es un enjuague bucal. Que cada vez que lo uso, me acuerdo de la cantidad de caspa que tenía mi primer marido, y me dan unas arcadas…

-O el Proscar, el finasteride ese que sirve más como crecepelo que para evitar el crecimiento de la próstata. Mi primo Lucas, el que se volvió a Bailén cuando lo prejubilaron, lo ha usado y ahora dobla al Fortu, el cantante de Obús y a otros grupos heavies, en los vídeos. Es que tiene la melena de uno de los Kiss de aquel entonces, claro. Y como todos los heavies se han quedado calvos ya.

-O la Viagra, que no te protege del infarto pero te la pone como el tronco del Olentzero.

-¿Y eso no es lo que llaman serendipity?

-Eso es suerte, ni serendi lo que sea ni nada. Suerte.

-Lo que yo quería decir…

-Si os cuento lo que me ha pasado esta mañana.

-¿Qué ha sido?

-Que he ido a entrar en el bar de Emilio, al lado de casa, a desayunar con mi hijo, y no nos ha dejado entrar.

-¿Cómo ha sido eso?

-Pues que me ha dicho: Señora, que esto es un lugar libre de humos. Señora. Si hasta me acosté con él hace unos años. Y ahora, señora. Será zoquete.

-Pero, no lo entiendo. Si ibas con tu hijo…

-Es que el niño, aunque tiene sólo 13 años, fuma. Y llevaba encendido un mini farias.

-Siendo así, es normal que no os deje entrar.

-Pero si me conoce desde que éramos pequeños. Como cambia la gente ¡Qué asco, de verdad!

-Lo que no entiendo es a qué viene tanto revuelo. Porque al final, los bares se han puesto de acuerdo y dejan fumar casi todos. Las tabaqueras han lanzado tabaco a menos de 1,50€ y si no te gustan los mensajes de advertencia, te compras una cajetilla condón de esas adornadas con motivos festivos, por un euro.

-A mi lo que me mosquea es que el Pablo Isla ese, el presidente de Altadis, la antigua Tabacalera, se haya marchado a Inditex, con los de Zara. Ese ya se vio venir esto. O no tiene futuro lo del tabaco o no se.

-Es que no era fumador. Y en Altadis eso está muy mal visto.

-Una amiga mía me ha dicho que lo del tabaco es una bribonada del PSOE. Que hasta le incluyen una salsa de chocolate y de coñac al tabaco rubio, para que sepa mejor y te enganche más. Es que su marido trabajaba en la fábrica de Sevilla, hasta que la cerraron, y por eso lo sabía.

-¿Salsa? ¿De qué la salsa?

-De sabores, para distinguirlos más. Tú no ves que el tabaco, de verdad, no es de color rubio. Que lo hacen rubio. Y no huele así, como a dulce y eso. Huele más como el tabaco negro, maloliente. Como un puro habano de esos.

-¿Y eso, lo de la salsa, está permitido?

-Claro. Igual que el alcohol destilado en menos tiempo del que afirman en la etiqueta y otras drogas legales y no legales. Les interesa. Para controlarnos. Para que no pensemos en lo que no debemos, para…

-Venga, déjalo ya. ¿Cuantas pastillas te has tomado?

-Ninguna desde ayer. Ya no me hacen falta.

-Pues te han curado la dependencia pero te han provocado una paranoia aguda.

-¿Bueno, bajamos ya a desayunar y a echar un cigarro?

-¡Iros a la mierda!¡A la mierda! Yo me voy a comer dos nicotinell de 2 mgs y un suizo en la mesa del despacho. Y luego me voy a relajar en el servicio…¡COMO A MI ME DE LA GANA!

8 Comments:

Blogger chousas said...

Calla calla no me hables :S
Cuando nos corten el grifo de salir a la calle para fumar no sé yo qué haremos en mi empresa :P

1:58 a. m.  
Anonymous la innombrable said...

Y qué haces después de relajarte en el servicio?? porque... siendo fumador lo normal es echar un pitillo

noname

6:48 p. m.  
Blogger Thalasos said...

Tengo que darle vueltas a lo del tiempo libre para fumar, Chousas. En algunos lugares los no fumadores reclaman lo mismo, 5 minutos de intensidad o descanso. Pero lo hacen por joder. Alegan que si lo tiene un fumador porqué ellos o ellas no. Es como si todo el mundo debiera disponer de los días de paternidad o maternidad, no te jode. Porque el tabaco es lo que tiene, intensidad. Decía mi abuela, no te fíes de quien ni fuma ni bebe. La verdad es que en mi vida me he encontrado cientos de abstemios y no fumadores que no son de fiar. de hecho, no conozco a un abstemio que sea de fiar.
Mi abuela tenía razón.
Y lo de adjudicarles los 5 minutos del cigarrillo a quienes no fuman... Aunque ahora mismo seguimos currando más que nuestros hermanos europeos. Así qeu se pueden tomar 5 minutos o 30, pero al margen del tema del tabaco. Después del cigarrillo, nos quieren currar el cuerpo con los horarios, porque somos unos juerguistas y como envejecemos a velocidad de vértigo -no, joder, tu no, el resto- pretenden que nos acostemos a las 21, desayunemos fuerte y almorcemos en 6 minutos, sin cigarrillo, claro.
Joder. O rompo el carnet de militante o me dedico a la política. No lo tengo claro aún, aunque el carnet tiene ya varios tijeretazos... Voy a relajarme, que hoy es mi aniversario de matrimonio civil. Prohibido prohibir.
Salu2 galego.

5:44 p. m.  
Blogger Thalasos said...

Después de ... me lavo las manos... y me como un Nicotinel de esos, un bombón de limón, la cabeza o ... Tú dame ideas, que es lo que necesito...
Bsos, Noname.

5:47 p. m.  
Blogger Azul Melancolía said...

Si y los vicios apestan, pero son tan encantadores, tan ellos, tan consumidores, como este puto mundo en el que lo único que parece pintar bien es fals... como yo, como dices de mi... Mira que no esperaba que alguien leyera toda mi carta, toda mi confesión con las ganas de vomitarle... y de cuantos años gozas? y por qué me ha parecido tan sombría tu voz, como uno de esos personajes de Bukowski, por qué te imagino con una mirada triste y profunda, envuelta en un dejo de niñez, con las manos cansadas y los labios partidos, y con ganas que nunca se acaban... si no te he visto, por qué?...
Seguiremos ;)

4:42 a. m.  
Blogger Thalasos said...

Me he quedado así, como descompuesto. No es mi modelo el escritor americano, la verdad. Quizás otros "cuentistas" como Carver, Capote, Cortazar, más europeos o correctos en sus formas.
Aunque de Charles lo he leído casi todo. Pero no he copiado nada. Bueno, de todas formas, si tú lo dices, es porque tú lo percibes y si eso ocurre, entonces es real.
¿Labios partidos? A veces.
Thanks for coming.

5:11 p. m.  
Anonymous Medea said...

Bueno, ya sabes mi opinión, estoy de acuerdo con lo que dices, y en desacuerdo con las dictaduras...

Saludos y buenas noches

11:17 p. m.  
Anonymous Extrujado said...

Enhorabuena por la conversación. Te enlazo.

5:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home