29 de agosto de 2005

Reflexión: Propinas (y 2)



Mientras que en este pueblo de países que es España la propina es una dádiva, una costumbre anclada, una tradición que tiende a desaparecer, en otros países permite contribuir a la reducción de los costes fijos del empresario –el trabajo es más barato gracias a ellas- aunque se constituyen en coste fijo para el cliente.

Hay profesiones en las que cuentan con la propina, lo que mantiene los salarios bajos, mientras que en otras es impensable que se reciban.

Por ejemplo, en Iberia el personal de abordo no espera que dejes propina, de hecho no te la aceptarán. El bibliotecario tampoco. Ni el consultor, ni el bancario, ni el carnicero, ni la cajera del hiper, ni el mecánico, ni…

En otras, por el contrario, no se puede sobrevivir sin su existencia, porque el salario es ridículo. Claro que existen oficios donde el salario es una castaña y, sin embargo, no dejamos propina. ¿Porqué?

En algunos servicios, la minuta incluye un porcentaje que va destinado a los trabajadores. En otros no y quizás deberían incluirlo.

Abonarás lo que te cobren por el servicio, aunque no te guste.

Así, los clientes, directamente, contribuyen al pago del precio del salario.

E imponen sus reglas. Tan cosmogónicas o dentro del orden –más o menos el mismo porcentaje por idéntico servicio, por los mismos conceptos,- como caóticas:

– Si no me sirve bien, ¡va dao!
-¡Con lo caro que es, encima propina!
-¡Que les paguen más, que a mi nadie me da propina!
-¿Propina? ¡Lo que me dan como paga semanal sí que es una propina!

Pero si la propina es a voluntad, los ingresos del trabajador quedan sometidos al efecto lotería: Unas veces se gana y otras, las más, se pierde.

Pocos empleos en Europa están sometidos a la aleatoriedad de los ingresos. Para la mayoría de los trabajadores entre el 85% y el 100% de sus ingresos son fijos. Saben lo que van a ganar en un período de tiempo.

Definiciones de propina encontradas en el diccionario:

-Agasajo que sobre el precio convenido y como muestra de satisfacción se da por algún servicio.
-Gratificación pequeña con que se recompensa un servicio eventual.
-Colación o agasajo que se repartía entre los concurrentes a una junta, y que después se redujo a dinero.

Ideas en algunas webs americanas sobre el tema:

-Punto de vista del trabajador.
-Punto de vista de los clientes.
-Punto de vista empresarial. No lo he encontrado.
-Opiniones sobre las propinas.

Mi punto de vista:

Si el tiempo es personal, la cabeza funciona y tengo ganas, te haré un trabajito de electricidad -como deselectrocutar a tu gato-, jardinería –como desalambrar a tu gato del rosal-, fontanería -nada que tenga que ver con los instestinos de tu gato, si acaso, con tu fregadero-, o de engrase de puertas.

Sobre todo, siendo el portero de la casa de vecinos. Y espero que me pagues algo por ello, una propina, en el sentido de la segunda acepción del diccionario.

Si me dedico al butaneo, ese medio doblón, dólar, libra o como lo llames, estará bien. De hecho, el bicho propietario del camión me paga tan poco como repsol a él –bueno, en realidad, el propietario del camión es remunerado malamente por el propietario de la concesión, la cadena de distribución del beneficio es inmensa-.
Una propina de tipo uno, siguiendo al diccionario.

Si me dedico a servir copas en un local de moda, haz lo que quieras. Aquí clavamos a todo el mundo y yo voy a porcentaje. Un 9 o un 12%, según el bar, es lo que gano en cada copa. Bebe más y habla menos.

Si es el local del barrio, la primera caña, la segunda, buenas tapitas, aunque no tengas dinero… pues haz lo que quieras. Aunque será mejor que no te pases con la generosidad, porque igual cambia la percepción del camarero y a partir de mañana intentará colocarte raciones. También del tipo 1.

Y si andas por ahí afuera, en el extrarradio de tu país, haz lo que debas... o lo que quieras.

Porque si no vas a volver en tiempo, tampoco será preciso que dejes mucho.

En algunos países europeos, el servicio está incluido en la factura.

En USA –bueno, en Nueva York- la costumbre es un dólar por copa. Un 15% aproximadamente. Y consideran que es imprescindible, porque las camareras y camareros pueden ganar un salario de 4$ la hora. El modelo neoliberal de justicia social.
Con lo que al final del turno, se reparten proporcionalmente las propinas obtenidas.

En los vínculos de más arriba hay buenas opiniones sobre el tema. Un inglés difícil, con giros y expresiones, pero el Webster siempre ayuda.

Yo las eliminaría. Creo que el trabajo hay que retribuirlo. Y los clientes, que paguen ese servicio directamente en la minuta. Así, todo el dinero sería blanco, sometido a impuestos y a seguridad social y a prestaciones sociales.

Bueno, casi todo.

Lo que no he encontrado son propinas del tipo tres. Se me ocurre que la dieta que se cobra por pertenecer al consejo de administración de una gran empresa es de ese tipo.
Vaya, vaya con los poderosos. Encima propina. Y fija, nada de aleatoriedad.

6 Comments:

Anonymous Pineda said...

Interesante reflexión!!
Un saludín

6:54 p. m.  
Anonymous María said...

Muy interesante. Parece que has hecho un estudio sobre el tema, o quizá lo has hecho y no sólo lo parezca. Creo, como tu, que el trabajo hay que remunerarlo, todo, completo y no pretender que la propina haga que se llegue a un salario ¿digno? porque yo la considero como voluntaria. Que vaya incluida en la factura tampoco me parece bien, porque ¿estoy pagando, por ejemplo, mejor servicio porque me pongan un apartadito que diga propina ...%? pues creo que no. Si un cartelito de "no se admiten propinas" significase que el salario de la persona es digno y adecuado a su trabajo, mejor.

11:53 p. m.  
Blogger chousas said...

Ahí está... el sueldo debe ser fijo y trasnparente, y que pase a la Seguridad Social e IRPF lo que le tenga que tocar.
Y si el señor empresario se tiene que comprar el BMW de una gama algo más baja, que sepa que ya va que chuta :P

2:32 a. m.  
Blogger Thalasos said...

María: Eres un crack. Te debo un café por haberlo leído entero y encima comentarlo. Gracias.

5:19 p. m.  
Blogger Thalasos said...

Chousas, ta's hecho un rojo.
Y si tomamos prestado el BMW del gachó y cazamos lepidópteros -monarcas mexicanas, por lo menos, con ese buga- con el parabrisas sin pasar de 40 km/h?
Pero conduces tú, que yo uso gafas.

5:24 p. m.  
Anonymous melonaforever said...

Joder si que da de si el tema de las propinas... por cierto un checo no me dio la vuelta y se la queda aprovechando que yo de checo ni p. idea, que tipo de propina es esa ehhhhh?????? la del tipo "me la quedo por toda la cara por si no me la das tu"?? pa que despues no pueda decir que son antipaticos (que no mal educados)

Me gusta tu estilo, te seguire...

Muchos besos y gracias por la visita.

7:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home