1 de abril de 2006

Vértigo de primavera en Euskadi


Soy de la opinión que a ETA la depurarán los propios vascos. De hecho ya lo hacen. La huelga no fue un éxito. La mitad de ellos no emplean el euskera exclusivamente y cerca de la mitad votan otra cosa, no nacionalismo.

Cuando pienso en los tiempos que me tocan vivir, me entra vértigo. Apenas pasajero.

Cuando pienso en lo que soy, el vértigo es mayor.

Eso es madurez. no, prudencia, no, madurez de la otra. Del paso de los años.

La primera expresión se refiere al espacio, el que ocupo en cada uno de los momentos de mi vida.

La segunda ha de ver con el tiempo personal, una vida al margen de los visillos.

La tercera, madurez, es el tema.

ETA está madura. Aún no se cayó. Pero está de temporada. Ya le toca.

Pero a muchos les da más vértigo cosechar que ver cómo crece el fruto.

Un ejemplo:

Las flores del almendro y el olor del azahar son más vívidos como metáfora para cualquier se mueva en coche que la almendra en sí o la naranja. Y si es en semana santa, la caraba. Porque el equinocio manda.

Rompamos la magia, que aquí, solo se trataba de un truco.

Si es cierto lo que dicen los científicos, tardas unas cuatro semanas en consolidar algo que merezca la pena en la, cabeza. Aunque en cuatro horas se puede crear una conexión neuronal que dure muchísimo tiempo. Una conexión, cuatro horas. Una red neuronal, cuatro semanas.

Que te puedes enamorar de por vida en cuatro horas, pero necesitas al menos cuatro semanas en decidirte para casarte.

Y cuanto tiempo necesitas desde que inicias un proceso de ideologización hasta que te lo crees completamente. Ya, que es difícil el lenguaje. Disculpas. Mil disculpas.
A ver: si te crees algo, digamos, hasta el corvejón, cuándo te das cuenta de que es sólo una creencia. ¿En cuatro semanas? Supongo que necesitas mucho más tiempo.

Normalmente es por la influencia de nuevos estímulos por lo que cambias. De otras personas con distintas creencias. Un afroamericano se convierte en musulmán por no sé qué creencia; un español se viste de negro en señal de luto. Un chino de, blanco. Las creencias, por difícil que parezca, pueden modificarse. Los valores tardan mucho más en modificarse.

Hace algunas semanas filmaron a dos etarras en su propio entorno. Los filmaron a escondidas. La gente de tele5.

Uno de ellos afirmaba que no lo volvería a hacer, más o menos. El otro que lo hicieron y bien hecho está, porque la víctima era un confidente. Cada uno ha modulado sus creencias según los estímulos a que ha querido someterse durante el tiempo.

A los presos de ETA les cambiarán las creencias cuando se vean expuestos a nuevos estímulos. Al menos a la mayoría.

No vale con tenerles 40 años en la cárcel. Primero, porque las cárceles están saturadas, así que no parece que cumplan la labor de rehabilitación que se les ha encomendado.

Segundo, porque se habla con demasiada frivolidad de años de cárcel.

Cuarenta es una eternidad para un humano. Aunque sea vasco y de Bilbao.

Los vascos se han inventado a sí mismos. Igual que los catalanes y que los españoles.

Pero son más de dos millones de personas. Y no se les puede negar el pan ni la sal.

Su bandera la inventaron los Arana a imagen y semajanza de la Union Jack británica. Así que están abiertos a las influencias externas.

El resto de los cuentos que se narran a sí mismos, también se los inventaron. Como bien cuenta Jon Juaristi en su libro el linaje de Aitor: "... la aparición de una preocupación por establecer una diferencia en términos biológicos entre los vascos y los españoles[refiriéndose a Goizueta]" y en otro pasaje: "... con al invención de Aitor, Chaho perseguía el doble objetivo de ... dotar a los vascos de un antepasado común porpio... distinto de los españoles... y separar la genealogía del pueblo vasco de la de los pueblos semíticos".

Y aún en otro lugar: "[Sabino Arana,fundador del PNV] recogió los argumentos y símbolosque tendían a reforzar... peculiaridad étnica e independencia ancestral de los vascos.

Rechazó los elementos ideológicos que enfatizaban los lazos históricos que les unían con los demás pueblos de España".

Supongo que entre todos los políticos podrán encontrar una solución al entramado.

Si hoy día existen más países que cuando estudiaba Geografía en el colegio, también puede haber más fórmulas de convivencia que en aquel entonces.

La violencia es más preocupante que la indiferencia. Y a mi me importa tres narices lo que un vasco le cuente a otro vasco sobre mi modo de vida o mi acervo genético.

Cambio de canal en esos momentos y a otra cosa. Pero sin violencia, hasta se olvidarán de hablar de nosotros como lo vienen haciendo. Les cambiarán las crencias. Seguro.

Y discutiremos de si mola más una paella que un txangurro.

O de la antigüedad de un plato y del otro. Conversaciones aburridas, que ya hacen falta.

7 Comments:

Anonymous Susana said...

A mí también me da vértigo mirar el abismo, el mío propio y el de la sociedad ésta que gira demasiadas veces sobre ejes podridos...

Muy interesante lo de las conexiones neuranales... cuatro horas para enamorarse y cuatro meses para tomar decisiones. No tenía ni idea.

Un saludo

2:33 p. m.  
Anonymous Medea said...

No son cuatro horas, ni cuatro semanas. Es un lavado de cerebro propiamente desde la cuna, cuando no hay más que tres sinapsis. Asi es más facil...

PD: respecto a tu último comentario en mi blog: cuando quiero desahogarme sin contar hago de la metafóra razón de ser :P

Buen domigno Thalas.

6:29 p. m.  
Blogger Thalasos said...

Susana el vértigo me lo curo cerrando los ojos. ¿O quizás mirando al cielo?
Y la sociedad, la criticamos desde pequeños. Es el único modo de mantenerla viva. Contradición.
Gracias por el comentario. Bsos.

12:20 a. m.  
Blogger Thalasos said...

Pues a mi me gustan los vascos. Y los americanos. Y los chinos. A mi amigo ? no. Dice que si los unos son racistas, los otros asesinos y los terceros orgullosos. Claro que tengo a otro que confunde los epítetos y llama a los primeros asesinos, a los segundos orgullosos y a los terceros racistas.
Y en google hay menos respuestas para esto que antes. Quizás es que hay más preguntas que cuando no existía google. O más pereza. Bueno, los vascos no tienen fama de perezosos. Así que lo arreglarán ellos.

12:30 a. m.  
Blogger chousas said...

Una vez vi una entrevista con un líder de algún grupo terrorista de allá por la transición. Hablaba sin tapujos de que como todos los violentos ellos eran imbéciles.
Todo llegará, con estos también. Por mucha chapela que lleven ¬¬'

1:38 a. m.  
Blogger Thalasos said...

Medea, estaba el otro día en el Alto Deba y me preguntó alguien por los toros, el flamenco y la falta de industria en Madrid. Tengo que darte la razón en lo de las tres sinapsis de algunos endogámicos.

Las metáforas te quedan bien. Aunque a veces me ocurre como en el caso de Chousas, cuando se pone a hablar con lso muebles o consigo mismo y va y lo escribe. ¡Me quedo sin palabras!

1:21 p. m.  
Blogger Thalasos said...

Va a estar animado, Chousas. Considerando además que el PNV ha gobernado durante los últimos 25 años, sólo o en compañía de otros. Muy animado.

1:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home